El PRM denuncia que les hackearon el WhatsApp a altos dirigentes


Los teléfonos celulares de los miembros de la Dirección Ejecutiva del Partido Revolucionario Moderno (PRM) fueron hackeados desde el sábado 15 de enero, de acuerdo a denuncias de la organización.

La revelación la hizo José Ignacio Paliza, presidente del partido, al ser entrevistado en el programa El Día, según una nota de prensa del PRM.

Paliza dijo que el hackeo incluye la aplicación Whatsapp y que la práctica inició un día antes de las elecciones municipales del domingo 16, las cuales fueron suspendidas.

“No es la primera vez que denunciamos ante el país que nuestras cuentas y nuestros celulares están intervenidos, algunos hasta con órdenes judiciales, pero lo ocurrido el pasado sábado está a la dimensión de series de Netflix”, expresó en el programa.

Nombres de afectados

De acuerdo a la nota, los teléfonos afectados corresponden a: César Cedeño, segundo vicepresidente del Partido; Alexis Victoria, miembro de la Dirección Ejecutiva; Íñigo Larrazabal, miembro de la Comisión Nacional de Estrategia; Ulises Rodríguez, candidato a la Alcaldía de Santiago; Eduardo Sanz Lovatón (Yayo), secretario Nacional de Finanzas; Eligio Jáquez, vicepresidente Nacional y miembro de la Comisión Nacional de Estrategia; Rafael –Fafa- Taveras, miembro de la Dirección Ejecutiva; Faruk Miguel Castillo, miembro de la Dirección Ejecutiva y Juan Garrigó Mejía,

Las quejas

“Desde este sábado 15 de febrero no tengo mi cuenta de WhatsApp, no está bajo nuestro control, hemos tratado de reestablecerla sin éxito, estamos tomando las medidas técnicas y legales pertinentes”, informó a través de su cuenta de Twitter el miembro de la Dirección Ejecutiva, César Cedeño.

Asimismo, el secretario Nacional de Finanzas, Eduardo Sanz Lovatón, dio a conocer a través de las redes sociales que “desde el sábado en la noche no tengo WhatsApp, hemos tratado de restituirlo. Ahora me informan que mi cuenta aparece en línea y no soy yo. Procederemos legalmente. Al país informo ese Whatsapp es una falsa”, dice la nota.

Paliza reafirmó su interés por dar al traste con esa situación que pone en riesgo la intimidad de sus conversaciones, sobre todo cuando se acercan períodos electorales.