El presidente Mauricio Macri dijo ayer que la oposición «va a encontrar en mí a alguien que pondere el diálogo y siempre ponga el bien común por arriba de cualquier cosa».

Al hablar en el búnker de Juntos por el Cambio en el complejo Costa Salguero, ubicado en el barrio porteño de Palermo, Macri también reconoció a su compañero de fórmula, el senador nacional Miguel Ángel Pichetto, al asegurar: «Seguiremos trabajando juntos por los argentinos».

“Lo invité a desayunar en la Casa Rosada porque tiene que empezar un periodo de transición ordenada que lleve tranquilidad a todos los argentinos, porque acá lo único importante es el futuro y el bienestar de los argentinos”, destacó.

El mandatario, además de agradecer a todo su equipo y su familia y amigos, dijo a quienes no le votaron que siempre van a encontrar en él a una persona “que cree en el diálogo y en el respeto en las ideas de los demás, por más que no coincidan con las de uno”.

Pasadas las 22, el candidato presidencial Mauricio Macri dijo: «Quiero felicitar al presidente electo, Alberto Fernández. Acabo de hablar con él por la gran elección que ha hecho. Lo invité a desayunar mañana (por hoy) a la (Casa) Rosada, porque tiene que empezar un período de transición ordenada».

Macri declaró que «la Argentina que viene nos necesita a todos poniendo lo mejor de cada uno» y sostuvo que «lo que viene también va a ser un aprendizaje».

Agregó que Juntos por el Cambio «ejercerá una oposición sana, constructiva y responsable que reafirme las conquistas logradas y alcance la estabilidad que lleve a un camino de crecimiento».

«Esto recién comienza y, como les prometí, más juntos que nunca vamos a estar ahí para defender los valores en los que creemos».

Macri aseguró anoche que tras cuatro años de su gobierno deja «un país con bases más sólidas» y «otra forma de gobernar», que ha cambiado «la cultura del poder. Tenemos que cuidar lo que hicimos. Hicimos cosas muy valiosas. Y no hablo sólo de la infraestructura, o de la mejora en la educación o la lucha contra el narcotráfico. Hablo de otra forma de relacionarnos, otra cultura del poder. Hemos conseguido consolidar la libertad y la democracia».

En un tono mesurado y constructivo, en uno de los mejores discursos que pronunció durante la campaña, el jefe de Estado valoró la tarea de los fiscales de Juntos por el Cambio y felicitó especialmente a Horacio Rodríguez Larreta, quien obtuvo la reelección en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en primera vuelta.

Además, saludó a la gobernadora María Eugenia Vidal, sobre quien aseguró: «Deja una vara muy alta en la provincia de Buenos Aires».

«Sé que es una noche de emociones muy especiales. Han pasado muchos sueños. Pero quiero decirles: esto recién comienza y como les prometí, más juntos que nunca vamos a estar ahí para defender los valores en los que creemos. Porque creemos en la verdad, en el respeto por el otro, en la honestidad, en la decencia, en la paz y en la libertad. Todos estamos comprometidos en cuidar la democracia», completó.

Luego de la derrota en las primarias, Macri inició una campaña que lo llevó a recorrer 30 ciudades.

Si bien no alcanzó para forzar una segunda vuelta, aumentó su caudal de votos, lo que le permitirá mantener un bloque parlamentario fuerte.

 

Dejar respuesta