El diputado del PLD Manuel Díaz admitió este viernes que ha pagado para intervenir teléfonos con la finalidad de saber la información de personas a las que le tiene interés.

Díaz, destacado por dar declaraciones desgarbadas, declaró que la escucha e interceptación de llamadas telefónicas en la República Dominicana es un negocio y que instituciones, organizaciones y personas por paga están en capacidad de darlo.

“Cuando usted quiere saber cualquier información aquí hay 80 mil instituciones, organizaciones y personas que usted le paga y no tiene que buscar la autorización de un juez”, dijo Díaz quien defendió que para legalizarlo ante la justicia se busca un sometimiento.

El diputado hizo referencia a la difusión de una conversación privada sostenida entre los diputados de la Fuerza del Pueblo, Rubén Maldonado y Henry Merán.

El diputado del Partido de la Liberación Dominicana por Villa Altagracia es el mismo que junio de este año aseguró que los seguidores del presidente Danilo Medina conseguirían los votos para reformar la Constitución “quiera quien quiera y como sea”.

“El poder es el poder y el poder no se desafía”, respondió el diputado al ser cuestionado sobre cómo concertarían el apoyo de las dos terceras partes de los legisladores para modificar la Carta Magna.

Alegó además que hay diputados que ante los medios de comunicación se ponen “de graciosos” contra la modificación a la Constitución, pero supuestamente estarían negociando su apoyo a una reforma.

Dejar respuesta