El diputado y expresidente de la Cámara Baja, Rubén Maldonado, advirtió este jueves que el espionaje de una conversación privada entre él y el diputado Henry Merán y posterior filtración a periodistas “es una violación de los derechos ciudadanos de dos diputados de la República Dominicana”.

 

El legislador hizo referencia a los acontecimientos recientes en el que el periodista Julio Martínez Pozo dio a conocer una conversación telefónica grabada entre Maldonado y Merán, ambos del nuevo partido de Leonel Fernández, La Fuerza del Pueblo. Maldonado le dijo a Merán que en la Cámara de Diputados hay un plan de retaliación contra empleados de ese hemiciclo que son identificados como afines a Leonel Fernández y que si cancelan a ese personal “le quemo la Cámara”.

Rubén Maldonado cuestionó en el programa La Súper 7, que se transmite por 107.7 FM: “¿Cómo es posible que a un expresidente de la Cámara de Diputados el gobierno tenga la desfachatez de entender que puede hacer de todo sin consecuencias, y sentirse con la fuerza suficiente de darlo a conocer públicamente?”, dijo.

Advirtió además: “Si creen que a mí me van a intimidar o mortificar están equivocados”.

 

Dejar respuesta