El aspirante a la candidatura presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, se declaró ante una multitud como “amante de Dios” y sentenció que de llegar al poder “sería por la voluntad de Dios porque es el único que quita y pone en reyes y por la voluntad del pueblo dominicano”.

Fernández, que desde que asumió su proyecto presidencial ha estado cercano a grupos religiosos, admitió que “viene de una familia donde no se pone en duda el amor a Dios. Quizá no seamos militantes de la iglesia pero en nuestro corazones llevamos el amor a Dios”.

El expresidente argumentó utilizando pasajes bíblicos que “a partir de la idea de la existencia del verbo para predicar la palabra de Dios para sembrar el bien en el corazón de los hombres, todos necesariamente tenemos que ser amantes del bien pero sobre todo amantes de Dios. Yo me considero ser amante de Dios y lo soy por el enigma de la vida y por el misterio de la muerte y sabemos que más allá de esta vida hay una vida eterna que se conquista actuando bien en esta vida”.

Al mismo tiempo, sostuvo que si llega al poder sería por la voluntad de Dios y del pueblo dominicano, aunque hará el esfuerzo y el trabajo para lograrlo. “Nuestro papel al intentar volver a conducir los destinos de la República Dominicana eso dependerá si está en la voluntad de Dios. Nosotros hacemos el esfuerzo, hacemos el trabajo, pero sabemos que Dios es el único que pone y quita reyes y nosotros estamos sujetos a su voluntad. Pero si es la voluntad de Dios, y es la voluntad del pueblo dominicano de que tengamos esa nueva oportunidad de dirigir los destinos de nuestro país será conducirlo por el reino de Dios, el de la bondad, el amor al prójimo, el de respeto a los semejantes y sobre esa base echar las cimientes para un pueblo próspero que viva en libertad, y un pueblo y una familia dominicana que viva permanente en paz”.

Dejar respuesta