El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, advirtió el peligro  que representa para el país y sus instituciones fundamentales la permanencia de la cúpula peledeísta en el ejercicio del poder absoluto, como lo ha ejercido hasta ahora.

De acuerdo al principal líder opositor, la continuidad del PLD en el Gobierno  solo asegura  más corrupción, más endeudamiento, más improvisación, un mayor incremento del déficit fiscal,  creación de nuevos impuestos para financiar el desorden del gasto público, “y lo que es peor,  el irrespeto a la institucionalidad y al Estado de Derecho”.

Resaltó que en solo en el primer trimestre del 2019, la deuda pública consolidada del país se incrementó en 5 millones 664 mil dólares, en comparación con el mismo período del 2018, lo que revela que la economía dominicana depende  cada vez más del financiamiento externo.

Dijo que dará a los dominicanos el cambio necesario que reclama la sociedad dominicana para superar un modelo de gobierno que no ha logrado resolver ninguno de los problemas apremiantes  del país, incluyendo el desempleo,  la seguridad ciudadana y  la insuficiencia energética.

Abinader vaticinó que en las elecciones a celebrarse el próximo año en el país, será una lucha entre dos sectores representados, por un lado el PRM y el pueblo; por el otro lado, la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana.

Tras asegurar que si las elecciones fueran hoy, ganaría por lo menos con 20 puntos porcentuales a cualquier candidato peledeista, resaltó  que los gobiernos del PLD han llevado al país por un total descalabro institucional y de deterioro de los servicios públicos.

Abinader hizo  los señalamientos durante un recorrido que realizó ayer por varias locales de la provincia de Puerto Plata, entre ellas Altamira, Sosua, Montellano y en el municipio cabecera de Puerto Plata. También visitará este domingo varias comunidades de la provincia Hermanas Mirabal.