Por: Elvis Castro

SANTO DOMINGO.– Con la consigna, “Un golpe a uno, un golpe a todos”, conductores del transporte colectivo de la capital protestaron este sábado en contra de la retención de varias de sus unidades por el supuesto uso de neumático en mal estado.

Los conductores advirtieron con más paros, que se unen al llamado a huelga de los camioneros de carga.

De esta manera los chóferes de la ruta Cristo Rey-La Feria bloquearon la intersección de las avenidas  27 de Febrero y Tiradentes, provocando tapones y parálisis en la zona.

La manifestación fue organizada luego de que agentes de Digesett retuvieron 14 vehículos de ese gremio por las malas condiciones de sus gomas.

Desde el 27 de abril entraron en vigencia las nuevas regulaciones del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) que establecen los parámetros sobre el grosor y antigüedad que deben tener los neumáticos para ser considerados útiles.

Las nuevas regulaciones entraron en vigencia luego de 60 días desde su aprobación y el INTRANT dio ese plazo para que todos los conductores se adecuaran. Además de retener los autos y camiones con gomas en mal estados, los agentes de tránsito imponen multas de un salario mínimo.

En lugar de imponer sanciones, los chóferes consideran que las autoridades deberían centrarse en prohibir la importación de los neumáticos usados.

La protesta dejó varados a decenas de pasajeros entre el sector La Agustinita de Cristo Rey y la UASD y se suma a las quejas de otros transportistas.

Advirtieron que si este mismo sábado la Digesett no le entrega sus unidades radicalizarán las protestas.

Además, Fenatrado tiene previsto paralizar desde el próximo martes sus 30 mil camiones de carga en protesta por las nuevas regulaciones.

Fuente Noticiasin.com