Pregunta: Doctora Simó, a mi madre le acaban de detectar cáncer de mama, con metástasis en otras partes del cuerpo. ¿Qué hago? Esto me genera mucha angustia, me cuesta aceptarlo, no quiero perder a mi mamá. Ya con esta noticia no sé si puedo tener una Navidad feliz.

Respuesta: Es natural que con un caso como el que me cuentas te sientas abrumada por las emociones, inquietudes y preocupaciones que te genera. En primer lugar, intenta lo más que puedas ver lo que ella está viviendo desde la empatía; no olvides que va a necesitar todo el apoyo posible de sus familiares, pero sobre todo el de su hija.

No creo que la palabra felicidad sea la que defina tu Navidad, pero sí la palabra compañía. O contención, apoyo, unión… Te recomiendo que transformes la energía contenida para brindarle tiempo de calidad, que le permita sentirse querida y le demuestres lo que ha significado en tu vida y en la de la familia entera.

No te aseguro que no habrá llanto, y si lo hay, no te sientas mal. No ocultes tus sentimientos, déjalos aflorar, drénalos y enfócate en disfrutar el momento con ella, porque, aunque te parezca muy difícil lo que está por venir, son designios que no podemos controlar, sino aceptar.

Un ritual que personalmente me gusta realizar en época navideña es agradecerles personalmente a todas las personas importantes en mi vida, pues me gusta pagar las deudas de amor de esa forma. ¿Qué te parece si tú también lo haces?

Exprime en su totalidad este tiempo y enfócate en dar lo mejor de ti para servirle de apoyo en este proceso. Ella valorará mucho el esfuerzo, y te sentirás mejor contigo misma, eventualmente.

Por Ana Simo, Via Diariolibre.com