MONTECRISTI.- La exdirectora provincial del Ministerio de la Juventud en Montecristi, Delglin Mireya Espinal Torres, afirmó este jueves que Marcelino Cordero, gobernador provincial, la obligó a realizarse un aborto, además de acusarlo de cometer abuso de poder y corrupción.

“Marcelino Cordero sabe que el me obligó a abortar a mí y por esa razón ya no puedo tener hijos, y eso es lo que más me duele a mí, el abusa del poder, pero todo se paga aquí”, aseguró.

Espinal Torres fue destituida como directora provincial de la Juventud en Montecristi porque supuestamente realizaba falsificaciones de avales de combustibles.

Mientras que Máximo Manuel Rosa, pareja sentimental de Delglin Mireya Espinal Torres, quien también está acusado falsificaciones de avales de combustibles, señaló que “tengo pruebas de que Marcelino Cordero roba y puso a Delglin a que abortara de forma obligatoria y ella tenía que estar con el obligao y bajo presión y amenaza de que si no hacia lo que él quería la cancelaba”.

Manuel Rosa afirmó que el gobernador le ofreció a exdirectora que le regalaría un arma. “Y la amenazó de que si tenía otro hombre la mataba con su propia arma que le iba a regalar”, dijo.

El Ministerio de la Juventud (MJ) informó el pasado miércoles que de conformidad a lo que establece el Artículo 84 de la Ley de Función Pública 41-08, ha decidido desvincular de esa institución a la servidora Delglin Mireya Espinal Torres, quien se desempeñaba como directora provincial de esa cartera de Montecristi.

Espinal Torres, conjuntamente con su pareja Máximo Manuel Rosa, está acusada y sometida a la justicia tras presuntamente incurrir en falsificaciones y cometer estafa contra el Estado, a través de autorizaciones fraudulentas para el consumo de combustibles.

La cancelación de la empleada se produce luego de que a Espinal Torres le dictaran sentencia privativa de libertad, por una acusación judicial, y fuera suspendida por el Ministerio de la Juventud sin disfrute de sueldo.

Marcelino Cordero, gobernador de la provincia de Montecristi señaló que se dio cuenta de la falsificación de autorizaciones para consumo de combustible de Espinal Torres, cuando llegó la notificación de supresión del crédito de parte de la empresa distribuidora.

Cordero detalló que el promedio normal de consumo de combustible en la Gobernación era de RD$200,000 y por las falsificaciones llegó hasta RD$700,000 entre mayo y junio de este año, aspecto que hizo que este abriera una investigación que trajo como resultado la malversación y estafa de parte de Mireya Espinal Torres.

Por lo que el Ministerio de Juventud informó que para salvaguardar el debido proceso, mientras la servidora pública se encontraba en fase de investigación se siguió la norma vigente y se aplicó lo establecido por el Artículo 88, de la Ley de Función Pública, y procedió a destituir a Espinal Torres de sus funciones.